Croquetas de jamón

24 Feb

He pensado que todo principiante que se precie debería probar a hacer una receta tan tradicional y deliciosa como son las croquetas. Evidentemente, creo que nunca he probado unas iguales a las de mi abuela, pero poco a poco trataremos de ir perfeccionando, aunque la cosa va por buen camino.

Ella solía hacerlas de pollo o de jamón de york, siempre con su huevo durito. Yo esta vez he probado a hacerlas con jamón serrano, pero imagino que es fácil cambiar los ingredientes según los gustos de cada uno. Here we go!!

Ingredientes (5 personas):

– 75 gr. mantequilla o margarina

– 1 litro de leche (yo lo hice con desnatada por aquello de la línea, pero creo que la entera debe darle mucha más espumosidad, como veáis)

– 100 gr. de harina

– 150 gr. de jamón serrano (ibérico, pollo, jamón york… el relleno que queráis, en pequeños trocitos)

– 150 ml. de caldo de pollo hecho con Avecrem (mi abuela no lo añadía, lo dejo a vuestra elección)

– 2 huevos duros

– Sal

– Aceite de oliva para freír

– Pan rallado

– 4 huevos para el rebozado

– 1 varilla para batir (si no tenéis de mano, podéis usar la de accesorio de la batidora, que es lo que yo hice)

– 1 transistor

Preparación:

En primer lugar, pensad que la masa tenéis que prepararla el día antes o bien de la mañana para la noche, ya que después necesita reposo antes de hacer las croquetas.

En mi caso, comencé por preparar los huevos duros para así dejarlos enfriar mientras continuaba con el resto. Después, puse a disolver un cubito de Avecrem con agua para el caldito. Y mientras, en otra cazuela, fui disolviendo la margarina y, una vez líquida, incorporé los taquitos de jamón.

Para ir formando pasta, después añadí la harina y seguí removiendo bien con una cuchara de madera. Poco a poco y en varias tandas, se va incorporando la leche y seguimos removiendo. A medida que la masa se hizo más pastosa, cambié la cuchara de madera por la varilla, mucho más cómoda. Aunque, ya os advierto, no preparéis esta receta el día que tengáis agujetas en los brazos, porque puede que al dñia siguientes tengáis unas pocas más. Además, hay que tener mucha paciencia para ir mareando el relleno casi constantemente y con mucho mimo.

Después incorporé el caldo de Avecrem (recordad, apenas medio vasito y es opcional) y después los huevos duros bien troceaditos. Estos sí que son innegociables, porque los huevos duros aportan una suavidad y textura al sabor final del que no podemos prescindir.

Es el momento de descansar y limpiar un poco la cocina. Aquí yo coloqué la masa en una fuente de cristal y la dejé enfriar durante una horita a temperatura ambiente y después, con un papel film por encima, otras cinco horitas mínimo en la nevera.

Al día siguiente o por la tarde-noche sacamos la masa junto a dos platitos: uno con el pan rallado y otro con los huevos batidos. Aquí el transistor es imprescindible, ya que la media horita no nos la quita nadie. Según el tamaño deseado de la croqueta, yo fui cogiendo poco a poco trocitos, rebozando en pan, amasando con las manos, luego rebozando de huevo y volviendo a empanar y formar antes de ir colocando, una a una, todas las croquetas en un plato. Con estas cantidades y unidades más bien grandecitas, a mí me salieron 34, para que os hagáis una idea. Lo bueno que tiene esta receta es que podéis congelar las sobrantes para otro día sin problemas en este punto (antes de freírlas).

Después de elegir la cantidad de croquetas para el momento, se fríen en abundante aceite volteándolas para que queden doraditas por todos lados y, además, que el relleno tome el calor deseado. Podéis ver el vídeo de El Cocinero Fiel, que a mí me sirvió de bastante ayuda aunque lo elabore de forma algo distinta. Él sugiere aprovechar unos restos de jamón, igualmente se pueden hacer con los de un cocido, por ejemplo.

El resultado:

Creo que mis primeras croquetas aprueban con bastante nota. Echo en falta quizás algo de cremosidad, pero imagino que basta con emplear leche entera. En cualquier caso, todos mis comensales me han felicitado y hasta mi sobrino Pablo las ha querido probar, ¡con lo especial que es para las comidas!

¡Ahora os toca a vosotros poneros a la faena!

Anuncios

2 comentarios to “Croquetas de jamón”

  1. Elvira Porcel 19 noviembre, 2013 a 13:36 #

    Que delicias mas ricas!!!! Me encantan las croquetas y estas mas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: